Blog

Paredes livianas para interiores: ¿Cómo funciona este sistema?

En Inmobiliaria Navarro Vargas siempre buscamos alternativas útiles y accesibles, de vanguardia y calidad, para nuestros clientes.

Por eso, hoy queremos hablarle de las llamadas paredes livianas, que están compuestas por estructuras de madera o de metal forradas con materiales muy livianos, como fibrolit, gypsum, plywood u otros. De hecho, estas paredes tienen un peso que oscila entre 25 y 30 kg/m, contra el peso aproximado de 250 kg/m de los muros tradicionales.

También se les conoce como paredes de «muro seco», porque no se necesita agua en el proceso de construcción, de ahí que sean perfectas para interiores.

Estos materiales son adecuados, además, para hacer remodelaciones o reparaciones pues permiten levantar paredes con distintas formas, usos y relieves y darle un nuevo aire a su casa en poco tiempo.

¿Por qué son tan populares – y prácticas – las paredes livianas?

En términos históricos, estos sistemas constructivos tuvieron un gran impulso a mediados del siglo 20 como la mejor alternativa para reconstruir rápidamente y de manera segura los países devastados en Europa después de la guerra.

Y posteriormente se llevaron al mundo comercial y se globalizaron debido a las ventajas que ofrecen, como son:

  • Poco peso.
  • Fácil de transportar.
  • Rapidez de ensamblaje.
  • Máxima eficiencia de la mano de obra.
  • Mínimo desperdicio de material.
  • Poca generación de escombros.
  • Montajes limpios y en seco.
  • Control de aislamiento acústico y térmico.
  • Mínimos riesgos de caída o derrumbamiento en caso de sismos.
  • Facilidad de reubicación y reaprovechamiento de materiales.
  • Versatilidad.
  • Larga vida útil.
  • Facilidad para ejecutar reparaciones.
  • Excelentes acabados.
  • Económicas y/o accesibles.

Por otro lado, estos muros livianos son huecos (hay un espacio entre las dos placas que conforman sus caras), lo que los hace ideales para ubicar tuberías de abastecimiento de agua, desagües, conducciones eléctricas, redes de computadoras y otros.

En resumen, ¿por qué las paredes livianas son una buena opción?

Como ya mencionamos, estas paredes sirven para separar ambientes dentro de una edificación y para fachadas.

En términos generales, en Navarro Vargas las podemos usar– en caso de que el proyecto lo amerite – para remplazar los muros de mampostería convencional, pues consideramos que ofrece beneficios en cuanto al peso que soporta la estructura de la edificación que es mucho menor, la rapidez en su instalación y la limpieza del proceso constructivo, manteniendo costos similares a los de una construcción tradicional.

Eso sí, como ha informado la Cámara Costarricense de la Construcción, independientemente del tipo de pared que se escoja para una vivienda, negocio u oficina, hay que evitar que esta se golpee, se moje o se raspe para que realmente perdure y funcione adecuadamente.

Si tiene dudas o quiere cotizar su proyecto con paredes livianas, contáctenos. Nos encantará asesorarle de forma personalizada.

Obtenga asesoría o una cotización de su proyecto. Clic Aquí

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?